El pasado sábado 19 de mayo a las 21:00, en la Catedral, se celebró un Adoremus con motivo de Pentecostés.
Una veintena de parroquias de la diócesis de Málaga, de las que acudieron más de 350 personas, incluidos niños y jóvenes, vivieron una oración comunitaria bajo el lema, “SALIR, SEMBRAR Y CAMINAR EN IGLESIA".


Tras la procesión de entrada encabezada por el Consiliario de ACG, Antonio Sosa, se dio paso a una oración sentida, que fue introducida con una danza de cintas y fuego interpretada por los jóvenes de las parroquias presentes para ponerse a continuación en la presencia del Santísimo, dándole sentido a la primera palabra del lema, y a la primera parte de la oración: “SALIR”.

Situados en un ambiente de silencio e intimidad ante el Señor, todos los presentes, ayudados por un coro formado por las parroquias de La Amargura y La Victoria, oraron, meditaron e invocaron al Espíritu Santo, y en esta ocasión dándole sentido a la segunda palabra del lema: “SEMBRAR”.

Pedimos por todos los laicos, para poder ser escuelas de santidad laical, por todos los grupos de vida, de niños, jóvenes y adultos para ser configurados con el Evangelio, para ser discípulos misioneros en el día a día.
Una vez terminada esta parte, los más pequeños se incorporaron mostrando a todos que CAMINAR TODOS JUNTOS ES POSIBLE, y de manera simbólica explicaron su actividad y entregaron a todos los sacerdotes y laicos presentes, unos marcapáginas con los dones del espíritu.

Finalmente, la soprano Arantxa Velasco Fano, recitó el Ave María a la Virgen de la Victoria, nuestra patrona, para que velara por todos los laicos, por las parroquias de nuestra diócesis y por la Acción Católica General como instrumento de la Iglesia para vivir una fe madura y evangelizadora.

Una vez terminada la oración, todos nos dirigimos al patio de la Escuela de Teología en calle Santa María para disfrutar de una cena compartida y de un buen rato de convivencia.